miércoles, 31 de diciembre de 2014

Reflexiones

Hola a todos! Hoy es el último día del año, ya faltan pocas horas (al menos acá en Chile) para que termine este año y quería escribir algo diferente, quería hacer una reflexión sobre este año 2014 que ya termina.

Este año ha sido un año diferente, un poco más loco que los anteriores, probablemente por todos los cambios que han sucedido en mi vida en los últimos dos años: un nuevo trabajo, la creación de esta miniempresa, conocer gente nueva. Esto ha sido una pequeña parte de lo bueno que me ha sucedido.

Sin embargo, también perdimos en la familia al nuestro pilar fundamental: a quien como cariñosamente llamábamos "El Patriarca, mi Tata", me di cuenta en estos últimos meses que él era la persona que nos mantenía unidos como familia, que nos recibía alegremente en su casa todos los días. Pero ahora sé que desde dónde esté nos cuida y nos protege día tras día.

Ya hace más de un año que comencé con el blog, no puedo decir que estoy decepcionada de lo que he logrado con él porque poco a poco ha ido creciendo y probablemente si le dedicara más tiempo me iría mucho mejor. Este es uno de los propósitos que tengo para el próximo año: Dedicar más tiempo al blog, mucho más tiempo del que le dedico ahora para que crezca mucho más.

Un segundo propósito es terminar todos los cursos que compré durante este año para mejorar mi blog y mi mininegocio y que por falta de tiempo (ser profesora es un poco demandante XD) no he podido realizar. Ahora que tengo dos meses de vacaciones terminaré los cursos y los pondré en práctica para que en un año más les esté contando que ya mi negocio es bastante rentable y puedo vivir de él.

Un tercer propósito es aprender a tejer a telar, en uno grande como este


Para hacer frazadas o ponchos para el invierno con lana de oveja. Mi abuelita sabe y creo que me podría enseñar así como lo hizo con los palillo y el crochet, pero vive un poco lejos para ir a su casa todos los días a practicar, así que creo que tendré que tomar un curso intensivo cuando la vaya a visitar en un mes más.

Un cuarto propósito es aprender a bordar en punto cruz siempre me ha gustado, pero nunca he podido aprender a trabajar con él, aunque este año lo intentaré y lo lograré.

Y creo que con estos cuatro propósitos tengo para estos meses (enero y febrero) y en marzo ya vendrán otros que les contaré en su momento.

Espero de todo corazón que este año 2015 sea un año excelente para todos los que me leen, que lo disfruten y que sea mucho mejor que este que ya está terminando


Cariños, nos vemos el próximo año.

 
Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic